Rievaulx y Ashberry Wood | THNHS

El domingo (19/04/2015) acompañé a algunos miembros de la Sociedad de Historia Natural de Hull a Rievaulx, un pequeño pueblo enclavado en Yorkshire del Norte, junto al río Rye, en el Parque Nacional de los Páramos del Norte de Yorkshire. Rievaulx (Rye +”val” = “Valle del Rye”) es famoso por su antigua abadía cisterciense abandonada en 1538, cuando Enrique VIII disolvió los monasterios. Hoy en día, la abadía está en ruinas, pero se puede visitar (pagando, eso sí), ya que la gestiona English Heritage.

Rievaulx Abbey (29/03/2014)

Rievaulx Abbey (29/03/2014)

Yo tuve la suerte de visitarla hace un año, y caminar por el interior de sus naves derruidas y exploré las ruinas, pero de una forma más turística. La visita del otro día se centró en observar la fauna y la flora de sus alrededores, en el bosque de Ashberry, sin entrar a la abadía. Hicimos una ruta circular que nos descubrió varias especies interesantes, entre plantas y animales, destacando la observación de dos mirlos-acuáticos (Cinclus cinclus gularis), trepadores azules (Sitta europaea), un halcón gerifalte (Falco rusticolus), este último probablemente escapado de una especie de zoo de rapaces cercano, un rápido colirrojo real (Phoenicurus phoenicurus) que casi ni vi, y las primeras golondrinas del año. También pude ver durante dos milésimas de segundo un topillo rojo (Myodes glareolus) que desapareció veloz entre la hojarasca.

Nave central de la Abadía de Rievaulx (29/03/2015)

Nave central de la Abadía de Rievaulx (29/03/2014)

Como esta vez no traje cámara, las fotografías las tomé con el móvil, pero quedé satisfecho con ellas, a pesar de todo. La primavera avanza lentamente este año por las Islas Británicas, más que el año pasado, pero las prímulas, violetas y otras plantas de bosque florecían ya con efusividad, incluso los jacintos de bosque abrían sus primeras flores. Sigue leyendo

Anuncios

Tiempo de campanillas de invierno

IMG_1753blogversion

Grupo de campanillas de invierno en un seto.

Estos días de mediados de invierno, en casi todo el Reino Unido ya empiezan a verse las primeras flores de una bulbosa muy curiosa: la campanilla de invierno (Galanthus nivalis)A pesar de la nieve y las temperaturas bajo cero, estas plantas consiguen florecer y crecer alegremente, por ello, en numerosas culturas europeas se la relaciona con el renacimiento y la esperanza de una nueva primavera.

IMG_1742

Campanillas de invierno plantadas en los terrenos de una iglesia. Yorkshire del Este.

La primera vez que vi una de estas plantas, pensé que se trataba de una especie que no conocía, parecía la típica Galanthus nivalis, pero, en sus flores, aparte de los tres largos tépalos externos, los internos eran numerosos, lo cual hacía que fueran más grande. Por lo general, la flora británica, en concreto el grupo de las “bulbosas” -dicho así a lo bestia-, es poco diversa, y con lo dados que son los británicos a crear cultivares nuevos cada dos por tres, pensé que tal vez fuera un G. nivalis de flor doble. Y así era. Investigué sobre esta planta en Gran Bretaña, pensando que, al ser tan abundante, era posible que alguna mutación que favoreciera la flor doble se hubiera extendido, y me llevé una sorpresa: para empezar, esta planta es introducida. Según diversos autores, se especula que fue desde la época romana hasta el siglo XVI. Y sí, hay variedades de flor doble, hojas variegadas, rayadas, etc. y no solo eso, dentro de esta especie, se reconocen casi quinientas variedades, procedentes de híbridos entre especies (sí, sí, de otras especies del género Galanthus) de floración otoñal y primaveral. Un lío, vamos.

Dos variedades de flor

Dos variedades de Galanthus nivalis, naturalizadas en un seto.

A pesar de todo, su rusticidad y belleza es apreciada entre los jardineros, entre los cuales encontramos un gremio autodenominado “galantófilos” que coleccionan y plantan variedades sorprendentes de campanillas de invierno. Y le dan un toque de vida al bosque caducifolio en plena estación del hielo.